Historia, geografía y modo de vivir

Clima

En Noruega están muy marcadas las cuatro estaciones del año: primavera, verano, otoño e invierno.

El clima de Noruega varía de una región a otra. Puede asimismo haber grandes variaciones dentro de una misma región geográfica, y de un año para otro. Por lo general, se puede decir que las zonas del litoral tienen inviernos suaves y con escasas precipitaciones nevosas, mientras que las zonas del interior tienen inviernos rigurosos y frecuentes nevadas. Los veranos, en cambio, son frecuentemente secos y cálidos. En la región oeste llueve más que en el sureste. En las zonas del litoral suele hacer mucho viento, sobre todo en otoño.

Hay también una gran diferencia en la cantidad de luz diurna entre el norte y el sur del país. Mientras más al norte se esté, más cortos serán los días en invierno. En Hammerfest está oscuro constantemente casi dos meses en invierno. Es decir, que no hay prácticamente luz del día. Pero en verano ocurre todo lo contrario. Entonces brilla el sol en plena noche. Este fenómeno recibe el nombre de ‘sol de medianoche’.

Midnattssol

Al sur del país hay también gran diferencia entre la longitud de los días en verano y en invierno. Pero no hay ausencia absoluta de horas de luz, ni sol de medianoche.

Datos

Temperaturas

La temperatura más alta jamás registrada en Noruega es de 35,6 grados centígrados (Nesbyen, 20 de julio de 1970).

La temperatura más baja jamás registrada en Noruega en invierno es de 51,4 grados centígrados bajo cero (Karasjok, 1 de enero de 1886).

La suave corriente del Golfo

Aunque Noruega se halla situada muy al norte, su clima es más benigno que el de muchos otros territorios septentrionales del mundo. Esto se debe a la suave corriente marina procedente del Golfo de México, en América Central, que llega hasta el litoral de Noruega y produce un efecto de calentamiento.