Mundo laboral

Empleo/trabajo en negro

Trabajar en negro es ilegal. El empleo en negro puede castigarse como delito económico imputable tanto al empleador como al trabajador.

El trabajo en negro es inmoral. Un trabajador que no paga impuestos no contribuye a la comunidad. Desde esta óptica, emplear/trabajar en negro es sinónimo de robar a los otros miembros de la sociedad.

Como consecuencia del empleo/trabajo en negro, el Estado pierde cada año muchos miles de coronas en IRPF, cuota del Seguro Social a cargo del empleador y cotizaciones a la Seguridad Social. Este dinero tendría que haber sido empleado para cubrir los gastos de la sociedad del bienestar.

Aparte de ser ilícito e inmoral, el empleo en negro puede tener graves consecuencias económicas y de otro tipo para el trabajador:

  • No percibirá salario en caso de enfermedad
  • No percibirá el plus de vacaciones
  • No ganará puntos de cotización para la pensión
  • No tendrá derecho al subsidio correspondiente en caso de desempleo
  • No tendrá seguro de accidentes laborales
  • No podrá pedir créditos/préstamos bancarios
  • No tendrá contrato de trabajo – Nigún certificado de trabajo – Ninguna experiencia laboral documentada – difícil conseguir un nuevo trabajo

Datos

¡El empleo/trabajo en negro no sólo es inmoral, sino también ilegal!

El calificativo ‘en negro’ significa trabajar sin contrato y sin pagar impuestos. El empleador tampoco paga su cuota correspondiente de la Seguridad Social, ni cotiza a la Seguridad Social por el empleado.