Historia, geografía y modo de vivir

Breve reseña histórica de Noruega

Vikingskip

La Era Vikinga

Se denomina Era Vikinga a la época comprendida entre los siglos IX y XII. Al comienzo de esta época, Noruega no estaba unificada, sino que constaba de muchos pequeños territorios, cada uno de los cuáles tenía su propio rey. En el año 872, el caudillo vikingo Harald Hårfagre (el de la hermosa cabellera) unificó Noruega y se convirtió en su primer soberano. Muchos vikingos viajaron hasta otros países. Algunos de ellos se dedicaban a la compraventa de mercancías, mientras que otros eran guerreros que practicaban el pillaje y cometían matanzas. En nuestros días, cuando hablamos de los vikingos, pensamos casi siempre en los guerreros. El Cristianismo fue instaurado en Noruega en el siglo XI. La nueva religión sustituyó al antiguo culto de los dioses nórdicos.

La unión entre Dinamarca y Noruega

Durante el siglo XIV, la influencia de Dinamca sobre Noruega no hizo sino aumentar y, en 1397, Noruega entró en la unión formal con Dinamarca y Suecia. La unión tenía un mismo rey. Suecia se fue retirando gradualmente de la unión, en la que permanecieron Dinamarca y Noruega hasta 1814. La política se dirigía desde Dinamarca. Copenhague era el centro cultural de la unión y los noruegos leían y escribían en danés. El campesinado noruego pagaba impuestos al Rey, cuya corte estaba en Copenhague.

Disolución de la unión con Dinamarca y nueva unión

Eidsvoll 1814 - © Stortingsarkivet/ foto: Teigens fotoatelier as El año de 1814 es importante en la historia noruega. El 17 de mayo de dicho año obtuvo Noruega una constitución propia. A principios del siglo XIX tuvieron lugar varias guerras en Europa. Entre ellas, la Gran Guerra Francesa, en la que Inglaterra combatía por un lado y Francia por el otro. Dinamarca y Noruega apoyaban a Francia y cuando ésta fue derrotada, el rey danés tuvo que cederle Noruega a Suecia, que había luchado del lado inglés. La unión entre Dinamarca y Noruega fue disuelta en 1814. Al disolverse la unión había bastantes noruegos que deseaban la independencia del país, y algunos hombres poderosos convocaron una asamblea en Eidsvoll, localidad de la provincia de Akershus. Entre otras cosas, querían redactar la constitución de la Noruega independiente. Sin embargo, Noruega fue obligada a entrar en una unión con Suecia, convertida en realidad en noviembre de 1814. La unión con Suecia no era tan sólida como la anterior, con Dinamarca. Noruega conservó su propia constitución con muy pocas enmiendas, además de ejercer la autonomía en asuntos internos. La política exterior era dirigida desde Suecia y el Rey sueco, soberano de ambos países. Eidsvollsbygningen

Romanticismo nacionalista e identidad noruega

Brudeferd i Hardanger (Hans Gude & Adolph Tidemand, © Nasjonalmuseet for kunst, arkitektur og design) A mediados del siglo XIX surgió en Europa una corriente artística y literaria denominada romanticismo nacionalista. La corriente ponía de manifiesto los rasgos nacionales y tendía a agrandarlos y embellecerlos, de ser posible. En Noruega se puso un énfasis especial en la hermosa naturaleza, y la sociedad campesina adquirió el apelativo de «lo típicamente noruego». El romanticismo nacionalista encontró su forma de expresión en la literatura, el arte pictórico y la música. Por este tiempo, los noruegos eran cada vez más conscientes de su propia identidad nacional. Muchos sentían crecer un especial orgullo de ser noruegos y, por consiguiente, un fuerte deseo de que el país se independizara. Tras varios siglos de unión con Dinamarca, la lengua escrita de Noruega era el danés. La lengua escrita que se denomina actualmente «bokmål» (idioma de los libros) se desarrolló a partir de dicho idioma. En el periodo romántico-nacionalista, eran muchos los que pensaban que los noruegos necesitaban una lengua escrita autóctona, en vez de un idioma derivado del danés. Por eso, el lexicógrafo y lingüista autodidacta Ivar Aasen (1813-1896) viajó por toda Noruega y recopiló muestras de los diferentes dialectos. A partir de estas muestras, elaboró una nueva lengua escrita, el «nynorsk» o neonoruego. Tanto el «bokmål» como el «nynorsk» han evolucionado considerablemente desde el siglo XIX, pero las dos variantes lingüísticas siguen siendo el idioma oficial de Noruega, en adición al sami y el kven.

Industrialización de Noruega

Fabrikkarbeidere 1880, (Oslo Museum, fotograf: Per Adolf Thorén) A mediados del siglo XIX, aproximadamente el 70 por ciento de la población de Noruega vivía en las zonas rurales. La gente trabajaba fundamentalmente en la agricultura y la pesca. La vida era dura para muchos. El aumento de la población hizo que no hubiera tierra ni trabajo suficientes para todos. Simultáneamente, se produjeron cambios en las ciudades. Más y más fábricas fueron puestas en marcha y muchos emigraron de las zonas rurales a la ciudades para conseguir trabajo. La vida en la ciudad era dura para muchas familias obreras. La jornada laboral era larga y las condiciones de vivienda, pésimas. Las familias solían tener una gran prole y era bastante normal el hacinamiento de varias familias en un piso pequeño. Además, muchos niños tenían que trabajar en las fábricas para procurar sustento a la familia. Fueron numerosos los que probaron suerte fuera del país y, en los años entre 1850 y 1920, emigraron a América del Norte más de 800.000 noruegos.

Una nación libre y soberana

En 1905 se disolvió la unión con Suecia. Existía desde hacía mucho tiempo una falta de entendimiento político entre el Storting noruego y el Rey de Suecia y, a comienzos del siglo XX, eran muchos los que consideraban que Noruega tenía que ser una nación libre y soberana. El 7 de junio de 1905 declaró el Storting que el rey sueco ya no era el soberano de Noruega, quedando con ello disuelta la unión con Suecia. Las reacciones fueron enormes, tanto en Noruega como en Suecia, y casi estalló una guerra entre ambos países. La disolución de la unión con Suecia fue ratificada en dos referendos celebrados ese mismo año, determinándose también que el nuevo Estado de Noruega sería una monarquía. El príncipe danés Carl fue elegido nuevo monarca de Noruega. Al ascender al trono, adoptó el nombre de Haakon VII. Reinó en Noruega desde 1905 hasta 1957, año de su fallecimiento.

Primera mitad del siglo XX

Vannkraftverk A finales del siglo XIX, Noruega comenzó a aprovechar la energía potencial del agua para producir electricidad. Esto conllevó el establecimiento de varias empresas industriales. La necesidad de mano de obra aumentó y las ciudades continuaron creciendo. Una ley específica se encargó de poner en manos privadas la construcción de centrales de energía hidroeléctrica, a la vez que el recurso hídrico en sí mismo continuaba siendo propiedad pública. En los años entre 1914 y 1918 hizo estragos en Europa la I Guerra Mundial. Noruega fue nación neutral en esta guerra, pero las consecuencias económicas se dejaron sentir también aquí. En la década de 1930 hubo una crisis económica en Europa y América del Norte. Muchas personas perdieron sus trabajos y sus hogares. Aunque la situación en Noruega fue mejor que en muchos otros sitios, decimos de todos modos «los duros años 30».

La II Guerra Mundial, de 1939/1940-1945

Stortinget med tysk banner 1940-45, (Oslo Museum, ukjent fotograf) La II Guerra Mundial comenzó en septiembre de 1939 con la invasión de Polonia por Alemania. Noruega fue ocupada por las tropas alemanas el 9 de abril de 1940. Noruega luchó contra los alemanes durante unas pocas semanas, pero acabó capitulando. El Rey y el Gobierno se refugiaron en Inglaterra, desde donde prosiguieron su lucha para liberar a Noruega. Noruega estuvo dirigida por gobierno ‘títere’ pro nazi y no electo democráticamente, a cuyo frente estaba Vidkun Quisling. Aunque no se libraron muchas batallas propiamente dichas en territorio noruego, había varios grupos de resistencia que practicaban acciones de sabotaje, publicaban periódicos ilegales y organizaban manifestaciones de desobediencia civil y resistencia pasiva contra los detentadores del poder. Muchos de los integrantes de los grupos de resistencia tuvieron que salir del país. Unos 50.000 noruegos huyeron a Suecia en el transcurso de la II Guerra Mundial. En el norte de Noruega hubo muchos muertos y casi todo el territorio de Finnmark y Nord-Troms quedó arrasado después de que los alemanes evacuaran el territorio. Siguiendo órdenes de Hitler, la mayor parte de los edificios y la infrastructura fueron quemados para evitar que las tropas soviéticas pudieran utilizar los recursos que allí se encontraban. Poco a poco, los alemanes fueron siendo derrotados en todos los frentes y, en mayo de 1945, tuvieron que capitular. Unos 9.500 noruegos perdieron la vida como consecuencia de la guerra.

Noruega en los tiempos modernos

En oljeplattform Después de la guerra fue necesario reconstruir el país. La escasez de mercancías era enorme y había gente sin vivienda. Para efectuar la reconstrucción con la mayor rapidez posible hacía falta cooperación y solidaridad. El Estado reguló con mano dura la economía y el consumo. Inmediatamente después de la guerra se creó la Organización de las Naciones Unidas (ONU). Su objetivo principal es luchar por la paz y la justicia en todo el mundo. Noruega fue uno de los primeros países en adherirse a la Organización, en noviembre de 1945. Los Estados Unidos de América del Norte ofrecieron ayuda económica a los países de Europa después de la guerra. Esta ayuda económica se conoce con el nombre de Plan Marshall. Para obtenerla, se ponían condiciones económicas y políticas a los países beneficiarios. Noruega recibió unos tres millardos de coronas en concepto de ayuda de EE.UU.

En 1949 Noruega y otros once países firmaron el Tratado del Atlántico Norte. Esto supuso la creación de la organización de defensa colectiva que es la OTAN. La estrecha relación entre Europa Occidental y EE.UU. continúa en nuestros días. En las décadas de 1950 y 1960, la economía de Noruega era relativamente buena y el Estado implantó muchas reformas que proporcionarían a los habitantes una vida mejor.

En la década de 1960 había varias compañías petroleras haciendo perforaciones en busca de hidrocarburos frente a las costas de Noruega. Al igual que había ocurrido con la energía hidroeléctrica 50 años atrás, la propiedad de los recursos petrolíferos siguió siendo pública, a pesar de que las empresas privadas adquirieron los derechos de exploración, perforación y explotación del petróleo en determinadas zonas y por un tiempo limitado. En 1969 se hizo el primer hallazgo de petróleo en el Mar del Norte, y desde entonces, la situación ha progresado hasta convertir a Noruega en nación petrolera. Noruega es en este momento uno de los principales países exportadores de petróleo del mundo, y la industria petrolera tiene una importancia considerable para la economía noruega.

Los grandes movimientos populares han desempeñado un papel importante en el desarrollo de la Noruega moderna. Ocupan un lugar central, ante todo, el Movimiento Obrero y el Movimiento Feminista. El Movimiento Obrero de Noruega remonta sus raíces al siglo XVII, pero se organizó ulteriormente a partir de 1880, al aumentar el número de trabajadores industriales. De la década de 1920 en adelante, el Movimiento fue adquiriendo cada vez mayor influencia. El Movimiento Obrero ha luchado para conseguir mejores condiciones de trabajo, inclusive el acortamiento de la jornada laboral, la mejor prevención de los accidentes en el lugar de trabajo, los subsidios de enfermedad y el derecho a una prestación económica en caso de desempleo.

El Movimiento Feminista ha luchado por los derechos sociales de la mujer, por la igualdad de género y la igualdad de oportunidades entre los hombres y las mujeres. El derecho al divorcio, el derecho a la prevención del embarazo, el derecho al aborto voluntario y el derecho de la mujer a decidir sobre el propio cuerpo han sido otros temas importantes abordados por el Movimiento Feminista. En 1978 se aprobó la ley sobre la interrupción voluntaria del embarazo [Ley del Aborto]. En virtud de la misma, la muer embarazada tiene derecho al aborto hasta la semana 12 de la gestación, inclusive. Actualmente existe igualdad de derechos entre el hombre y la mujer en materia de educación y trabajo, titularidad de propiedad y herencia, medicinas y salud.

 

Datos

Noruega en la actualidad

Noruega es actualmente una democracia moderna con un alto grado de bienestar social. La mayor parte de la población disfruta de una buena situación económica y tiene un nivel educativo relativamente alto. Mujeres y hombres forman parte del mundo laboral. La sociedad se rige por una serie de leyes y convenios que garantizan a los ciudadanos educación, asistencia sanitaria y ayuda económica en caso necesario.

En las últimas décadas se ha producido un rápido desarrollo en el campo de la tecnología y la informática. Éste, a su vez, ha tenido también importancia para la sociedad noruega. Ha creado más puestos de trabajo, las tareas de trabajo han cambiado, como lo ha hecho la vida personal de casi toda la gente.

En las últimas décadas, Noruega se ha convertido en una sociedad multicultural y diversa.

RESOLVER LAS TAREAS